Main menu
Martes, 01 Septiembre 2015 18:24

Reseña del curso de La Longuera 2015

20150929 La Longuera 2015 00 

RESEÑA DEL CURSO DE LA LONGUERA 2015

Para algunos, nombres como los de Manuel, Aingeru, Toño, Carmen, Raúl, Miguel, Pòl, Rafel, Juanjo, Julia, Luis, Nacho, Álvaro, Daniel, Alba, Michele, Xesco,...pueden resultarles indiferentes. 

Para los que convivimos en La Longuera esta semana pasada tienen rostro y alma y ya forman parte (junto con sus acompañantes Maribí, Fermín, Asier, Tino y Sonia) de los hermosos recuerdos que tenemos de esos días y del curso.
El hecho mismo de aprender y practicar en un curso es, evidentemente, importante. El requisito básico es siempre el mismo: tener motivación y ganas. Y de eso hemos tenido en abundancia durante el curso (¡Acabamos agotados los formadores, exprimidos!) Pero si además conseguimos compartir, disfrutar e interactuar en la convivencia durante la semana, la experiencia humana es doblemente gratificante.
Así pues, no tanto por habilidad de los formadores (¡aunque hacemos lo que podemos!), ni por paciencia y buenhacer de los animales con los que se trabaja (¡que ponen todo de su parte!), ni por las posibilidades técnicas, agronómicas o forestales que utilizamos (¡que no están nada mal!), ni por el gustazo de las comidas (¡para chuparse los dedos!), ni por los baños en el río (¡qué helada está el agua!), ni por las veladas tras la cena (¡qué de conversaciones, de canciones, de danzas!) Por nada de todo ello: de nuevo son las ganas y el buenrollo que traen los que vienen al curso los que aseguran, ya desde el principio, el éxito del mismo. Y este año se ha vuelto a confirmar.
E igualmente hemos vuelto a confirmar que tanto el formato del curso, como los horarios, como la metodología, sirven para el propósito que se pretende: un acercamiento en profundidad a lo que supone una utilización actual o moderna de la tracción animal en medios y trabajos agrícolas y forestales, así como la posibilidad de practicar con más profundidad en aquel aspecto que más le interesa a cada cual.
La evaluación final por parte de los asistentes fué, en general, muy positiva y en la línea de la de otros años, por lo que extraigo las líneas principales:

  • Este curso se ve muy favorecido por el lugar dónde se hace, el clima humano, formativo y lúdico que se consigue crear, la presencia de animales (este año eran 5 en algunos momentos) entrenados y tranquilos, la abundancia de herramientas y parcelas donde practicar,...
  • La satisfacción de las expectativas con que venían los participantes suele ser alta o muy alta, y la gente se va con muchas más preguntas en la cabeza de las que trajo, pero también con más criterios con los que intentar resolverlas.
  • Volvió a aparecer el tema de que habrá que pensar en formaciones específicas sobre cada uno de los trabajos. Eso, por un lado nos dice que hay ganas de ello aunque quizás aún no exista la masa de interesados o profesionales suficiente.
  • Se continúa con el trabajo de ir creando contactos y red de apoyo mútuo, intercambio de información, etc. Aquí ANTA-La Esteva y los medios de que dispone tiene una importante función que cumplir.

¡En fin!: otra semana para guardar en el recuerdo y estimularnos en el camino.

Abrazos: Alfred.

20150929 La Longuera 2015 01

20150929 La Longuera 2015 02

20150929 La Longuera 2015 03

20150929 La Longuera 2015 04

20150929 La Longuera 2015 05

20150929 La Longuera 2015 06

Calendario de eventos